Viaje a Almería de 4º E.SO.

Redactado por Elena Martínez Castrejón (4º B)

Viaje a Almería.

El pasado día 10 de mayo todos los alumnos de 4º de E.S.O., acompañados de un grupo de niñas de segundo curso, realizamos una excursión a una base de la Legión Española en Almería. El viaje empezó a las 7 menos cuarto de la mañana en el colegio, que fue el lugar desde donde partimos. Todos teníamos unas caras de sueño que reflejaban que entre terminar los últimos preparativos del viaje y los nervios no  habíamos conseguido dormir demasiado, pero no por eso íbamos a estar menos activos, al revés, estuvimos cantando y hablando todo el viaje. Llegamos sobre las 10 de la mañana a la base, donde nos recibieron unos componentes de la VIII Compañía, que iban a ser nuestros guías durante la visita, ya que nuestros profesores se fueron a hacer una visita de cortesía al General. Al principio no sabíamos bien de lo que hablar, ya que nos intimidaban y entre silencio nos llevaron al museo de la Legión. Allí nos explicaron los orígenes de la Legión, sus fundadores, los principios por los que se regía y nos leyeron algunos de los pasajes como ‘Morir en el campo de batalla es un honor, ya que solo se muere una vez’. Después nos llevaron a un cine que había en la esquina donde nos proyectaron un vídeo que nos mostraba cómo había cambiado la Legión desde su fundación hasta ahora, mezclado con imágenes de misiones en las que habían participado y después varios cabos nos contaron cómo habían accedido al cuerpo y cómo eran sus vidas. Después de unas risas que lograron sacarnos seguimos el consejo de Don Tomás y empezamos a hablar con ellos y a preguntar, cosa que hasta ahora no habíamos hecho y era raro en algunos de nosotros. Lo siguiente que hicimos fue ir a conocer dónde entrenaban y demás instalaciones, así que nos dividieron en cuatro grupos y a mi grupo nos tocó ir con el cabo Gutiérrez a lo que ellos llamaban ‘la piscina’ que era una gran piscina completamente vacía y dividida con una especie de paneles en algo parecido a habitaciones donde hacían progresiones. Las progresiones consisten en reconocer una zona y eliminar los peligros que pueda haber con ayuda de tu binomio o pareja, así que nos pusimos los chalecos y cogimos las pistolas y nos pusimos manos a la obra. Fue muy divertido. A continuación nos llevaron a la sala de simuladores donde nos enseñaron diferentes armas de largo alcance e incluso nos dejaron probarlas. Mis compañeras fueron las que tuvieron que demostrar que sabían un poco de esto, porque los niños no estuvieron nada acertados. Cuando salimos de la sala de simulaciones nos llevaron a las habitaciones de los componentes de la VIII Bandera donde nos enseñaron las armas, botes de humo, granadas etc, e incluso nos dejaron probarlas ya que obviamente no estaban cargadas. Mientras nos explicaban sus usos, muchos de nosotros seguimos hablando con ellos ya con más confianza, preguntando qué hacían para divertirse, cómo era su vida en la legión y demás, a lo que ellos nos contestaban amablemente y provocándonos muchas risas. Así pudimos ver el compañerismo y la amistad que son unas de las características que quiero destacar, ya que son como una familia, como dejaron claro rato después cuando nos hicieron una exhibición de la escuadra y cogieron a un compañero que se iba y lo llevaron a dentro al grito de ‘A las duchas’. Cuando terminamos la visita nos dieron un aperitivo muy bien recibido por nuestra parte y allí ya nos sentíamos como en casa, y por eso cuando nos fuimos con destino a la playa nos dió muchísima pena dejar a nuestros nuevos amigos y por eso hemos pedido por activa y por pasiva a nuestro Jefe de Estudios para que nos deje volver antes de abandonar el colegio. En definitiva, la visita fue todo un éxito.