Artículo: el ambiente familiar.

Orientaciones para construir un adecuado ambiente familiar.

  Creer en vosotros mismos, en vuestra capacidad como padres y madres y en vuestro hijo/a a quién conocéis mejor que nadie. Amar a vuestro hijo/a de manera incondicional. Evitar poner condiciones a vuestro amor. Demostrarles que son amados por sí mismos, no por lo que hacen o por lo bien que realizan sus tareas.

Demostrarle afecto abiertamente. Eso le ayuda a entender y a sentir mejor vuestro amor y vuestro respeto. Fomentar una comunicación abierta, sobre todo respecto a los deberes o a los problemas relacionados con la escuela. Procurad que las preguntas que les hacéis sobre sus esfuerzos escolares no tengan carácter de juicio. Animarles a guardar un equilibrio entre el trabajo, la diversión y el descanso. Fomentar su independencia y ayudarles a pensar por sí mismos. Prestar más atención a las sencillas actividades diarias de la vida y menos a los objetos materiales y a los logros. Elogiar los intentos de vuestro hijo/a por comportarse con madurez, cada vez que se esfuerzan. Ignorar todo lo posible cuando no se les da bien. Inculcar la curiosidad en vuestro hijo/a. Eso le servirá para toda la vida. Dejar bien claro lo que esperáis de ellos. Decidlo de manera sencilla y directa para que no haya malos entendidos. Ofrecer la oportunidad de tomar sus propias decisiones y dejarles ver las consecuencias naturales de las mismas. Saber tomar decisiones refuerza la confianza y la independencia. Inculcar responsabilidades y obligaciones en casa, que entiendan que todos deben colaborar, sea cual sea su sexo. Construir un ambiente familiar y social estable, con unas buenas relaciones afectivas y que se interese por el mundo de la escuela y tareas a realizar en el hogar.   Esperamos que este nuevo artículo sea de vuestro agrado.   Un cordial saludo.

Belén Navarro Mollinedo

Coord. Dept. Orientación.