Excursión 3º ESO a Tablas de Daimiel

El pasado 22 de marzo, los alumnos de 3 de Educación Secundaria; junto con nuestros respectivos tutores, nos fuimos de excursión a las Tablas de Daimiel, un parque nacional en Ciudad Real. Aunque tuvimos que madrugar, el resultado valió la pena. Nada más llegar pudimos ver la paz que se respiraba allí. Todo era verde y había miles de árboles.  Al llegar allí nos dividimos en dos grupos.

Unos empezarían con senderismo y otros con la vista del parque en coches 4×4. En el senderismo nos acompañó un guía, Jesús. Nos estuvo explicando todo sobre los patos: su alimentación, reproducción, tiempo de vida… Entramos en una especie de cabaña, muy oscura y silenciosa. En ella había unos huecos para poder observar más de cerca a varias especies de patos. Además, teníamos unos prismáticos para poder fijarnos en cada detalle.  El trayecto no se nos hizo muy largo, ya que nos contaron muchas curiosidades del parque.

Cuando terminamos la ruta, los grupos cambiamos la actividad.  Tras el senderismo nos subimos a los 4×4 he hicimos un recorrido por los alrededores del  parque natural. En los coches fuimos a diferentes partes donde paramos. El viaje fue  bastante divertido, ya que vimos lugares preciosos y tuvimos una conversación muy interesante con el guía que nos explicaba todo con ejemplos y nos hacía intervenir en la conversación.

En mi opinión, esta fue la mejor parte del viaje y aprendimos muchísimos datos interesantes: cómo fue la gran sequía de 2.009, los últimos pescadores que quedaban allí y cómo se alimentaban, las diferentes etapas que había pasado el parque, los cultivos, las especies que se podían encontrar en esa zona; como los patos, gansos, conejos, cangrejos…

Cuando los dos grupos terminamos con las actividades nos agrupamos y fuimos a comer a un bar que se encontraba cerca del parque. Comimos tranquilamente y después nos juntamos para jugar y hablar.

Finalmente volvimos en el autobús a Jaén y llegamos sobre las 17:30h. En este viaje aprendimos que también se puede disfrutar de la naturaleza sin dañarla, y  más aún si es con buena compañía.

Laura Martínez & Victoria Dueñas

No se admiten más comentarios